• 4
  • Dic
  • 0
Author

Mitos y realidades de nuestra alimentación

A pesar de la gran cantidad de fuentes de información de que disponemos en la actualidad, todavía es muy común encontrar errores en nuestra alimentación que no nos permiten lograr nuestros objetivos de salud. Por esta razón a continuación presentaremos una guía de algunos de los mitos más comunes y sus realidades para que usted pueda conocerlos y evitar caer en “errores tradicionales”.

 

Productos Light

MITO:

Como el producto es Light puedo comer todo lo que quiera ya que no tiene calorías.

REALIDAD:

Falso, los productos Light tienen calorías, Sin embargo, las calorías que nos proporcionan son menores a las del producto normal, por lo tanto, la clave aquí es disfrutar con moderación.

 


Alimencación doble

MITO:

Estoy embarazada y tengo que comer por dos.

REALIDAD:

NO, Se ha visto que las mujeres embarazadas necesitan consumir en los dos últimos trimestres 300 Kcal. más a las que requiere cuando no está embarazada. Por ejemplo, para una mujer que no esta embarazada y sus recomendaciones energéticas son de 1,600 Kcal., al estar embarazada, sus necesidades energéticas aumentaran a 1,900 Kcal., es decir, se incrementan en un 19% y no en un 100% como a veces de piensa.

 


Miel vs Azúcar

MITO:

La miel tiene menos calorías que el azúcar .

REALIDAD:

NO, una cucharadita de miel y una de azúcar tienen las mismas calorías, la única diferencia entre éstas es que el azúcar ha sido procesada  para su elaboración, mientras que la miel es un alimento natural.


Complementación vitaminas

MITO:

Es necesario tomar suplementos vitamínicos para cubrir mis recomendaciones nutricionales diarias.

REALIDAD:

NO, En la mayoría de los casos la cantidad de vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para llevar a cabo sus funciones es muy pequeña por lo que a partir de una dieta balanceada podemos satisfacer nuestros requerimientos tanto de vitaminas como de minerales, sin embargo si es recomendable el consumo de estos suplementos por mujeres embarazadas, lactando o en personas que padecen algún tipo de enfermedad en la que no se pueden absorber correctamente las vitaminas.
Ejemplo: Con una guayaba o un vaso de jugo de naranja o de toronja. se cubre el requerimiento diario de vitamina C.

 

MITO:

Es necesario ingerir suplementos vitamínicos cuando tengo catarro, estoy cansada o cuando tengo problemas de la vista.

REALIDAD:

NO, como se menciono anteriormente no es necesario ya que es muy pequeña la cantidad de vitaminas que el cuerpo necesita y se cubre con la alimentación, por lo que, si no existe una deficiencia, la administración de vitaminas mayor a la necesaria no logra ningún efecto positivo ya que el organismo no efectuara más reacciones de las que habitualmente requiere y, por el contrario, puede causar daños un exceso de estas.

 


No mas pan ni pastas en mi alimentación

MITO:

Si quiero bajar de peso debo eliminar totalmente el pan, la papa y las pastas de mi dieta.

REALIDAD:

NO, Estos alimentos son una fuente importante de hidratos de carbono, los cuales son necesarios para que nuestro organismo obtenga energía, sin embargo el abuso en el consumo de estos alimentos y sus guarniciones (mantequilla, crema, mermelada, margarina, etc.) los convierte en alimentos altamente calóricos.

 


Gelatina y la uñas

MITO:

La gelatina endurece las uñas.

REALIDAD:

NO, La gelatina es una fuente de proteínas que se digiere del mismo modo que las proteínas de otras fuentes (leche, huevo, carne, pescado, etc.), por lo que no influye directamente en algo tan específico como son las uñas.


Toronja contra la grasa

MITO:

La toronja quema grasa

REALIDAD:

NO, Ningún alimento tiene esa función, lo único que puede quemar la grasa es comer menos calorías de las que tu cuerpo necesita, hacer ejercicio y algunas enfermedades.

Avatar
Dr. Eduardo Pertuz

Deja un comentario